Abelina, del viaje a los resultados.

El cuestionado viaje de la alcaldesa Abelina López Rodríguez a Orlando, Florida, trajo consigo lo que muchos veían borroso: resultados.

Algunos políticos que han pasado por ser la primera autoridad municipal, se han escabullido de sus responsabilidades bajo el pretexto de realizar “viajes de trabajo”, que nunca se vieron reflejados ni en recursos, ni en obras.


Muestra de ello fue el viaje de la ex-presidenta Adela Roman Ocampo a los Emiratos Árabes, quien prometió traer inversores para mejorar el servicio de agua potable en el puerto, o el caso del también ex alcalde Evodio Velázquez Aguirre quien bastó con viajar a Colombia para inspirarse y dejar incompleta la obra del “El Cristo de la Paz” en el cerro del Encinal.


Con esos antecedentes, que ponen en evidencia la cultura de viajes de asueto y placer con cargo al erario público por parte de los funcionarios, poca fe se le tenía a la edil Abelina López, a quien más de uno la imaginó arriba de la montaña rusa en su travesía por Orlando.


Sin embargo, la alcaldesa lleva dos resultados fruto de su viaje a tierras norteamericanas, que la hacen diferenciarse de sus antecesores.


El primero, las visas de trabajo para jóvenes trabajadores porteños en los campos agrícolas de Estados Unidos.


El segundo, el que se consolidó hace unos días con la inversión Internacional de colectores para captación, conducción y tratamiento de aguas residuales en el polígono Zapata- Renacimiento, evento en el cual la presidenta demostró una de sus mejores cualidades: ser una excelente gestora.



El recurso para el tratamiento de aguas residuales de 8.22 millones de dólares , fue gestionado por el cónsul de México en Orlando, Juan Sabines y por el canciller Marcelo Ebrard, a través de la empresa Red Meters.


En el evento, al que acudió el secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard, se remarcó que se puede abolir la cultura de los viajes de placer, si la voluntad de entregar resultados a quienes confiaron en ti es más fuerte.


“Abelina (..) se aventuró a ir hasta Orlando pero no de turista, no a Disney World, se fue a trabajar, fue a ver a David, fue a ver a muchas empresas y trajo resultados para Acapulco”, dijo el canciller.



Ojalá que la gestoría continue siendo la carta de presentación de la alcaldesa, y que sí tiene que viajar más seguido para acelerar los resultados, pues, ¡buen viaje!

4794 visualizaciones