Astudillo impondrá a Dirigente del PRI Guerrero, asegura Marco Leyva

En los institutos políticos hay personajes que se atreven a encarar a quienes tienen el poder, o al menos lo simulan. En el partido del PRI Guerrero, por ahí de 2018 el entonces alcalde de Chilpancingo Marco Antonio Leyva Mena y el ex gobernador Héctor Astudillo Flores, protagonizaron una separación política que parece irreconciliable.

A partir de ello Leyva Mena ha usado sus redes sociales personales para exhibir lo que existió detrás de la separación que le costó el retiro de una supuesta amistad y el apoyo de los cacicazgos del PRI.


Hoy, Marco Leyva expuso la imposición que habrá en la definición del nuevo Comité Directivo Estatal del PRI Guerrero, que oficialmente eligió el método de Asamblea de Consejeros Políticos y no se tomará en cuenta el voto ni voz de la militancia para nombrar al nuevo dirigente del tricolor.


El ex presidente de la Capital avizoró una fractura inevitable y una segura derrota en los próximos ejercicios democráticos a raíz de la simulada “unidad” que a estas alturas es sólo una ilusión en ese partido.


Añadió que “esa dirigencia la elegirán porque las élites quieren repartirse lo único que dará la derrota que son las pluri nominales. Aquí la militancia no entra. Solo les hará el trabajo para que ellos sean pluri”.


Esta semana será publicada la convocatoria por el Comité Ejecutivo Nacional, y a finales de febrero se tomará protesta a la nueva dirigencia que será liderada “por ya sabes quién”.

1894 visualizaciones