top of page

Congreso exhorta a instancias de gobierno a implementar programa urgente de "Sembrando Vida"

El Congreso del Estado exhortó a la Secretaría del Bienestar federal y Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural del estado a que establezcan un programa emergente específico de “Sembrando Vida” en los municipios de Acapulco y Coyuca de Benítez, para reforestar sus territorios con palmas de coco, papaya, limón, entre otras especies endémicas, que mitiguen el impacto ecológico generado por el huracán “Otis”.

Lo anterior a propuesta de la diputada Yanelly Hernández Martínez, quien expuso desde tribuna que a 15 días del impacto de dicho huracán en la entidad, los esfuerzos se han centrado en reactivar la economía del sector turístico, sin considerar la necesidad de realizar estudios sobre los daños a la flora y fauna silvestres.


“Acapulco tiene una gran biodiversidad de árboles como pochote, roble, ahuehuete y ceiba, y en las zonas urbanas predominan árboles frutales como mango, almendro, limonero, palma cocotera, aguacate, platanales, tamarindo; además de plantas como colocasia esculenta, helecho, orchidaceae, atrelitzia reginae y aglaonema, entre otras especies tropicales que han sido introducidas y propagadas en la región”, expuso.


La legisladora refirió, asimismo, que el municipio de Acapulco cuenta con los parques El Veladero y el Ignacio Manuel Altamirano, mejor conocido como Papagayo, importantes reservas ecológicas que albergan extensas áreas verdes, pero que fueron devastadas por el huracán.


Por lo anterior, la legisladora consideró importante que las autoridades de los tres órdenes de gobierno realicen los estudios necesarios para conocer el impacto del huracán en la flora y fauna silvestres, así como en los sembradíos de palmeras de coco, limón y papaya, por mencionar algunos, que dé paso a la implementación de un programa de reforestación.


Hernández Martínez recordó que el programa “Sembrando Vida” que ejecuta la Secretaría de Bienestar federal busca atender dos problemas centrales: la pobreza rural y la degradación ambiental, con el objetivo de rescatar el campo, regenerar el tejido social y reactivar la economía local, lo cual es necesario implementar de manera extraordinaria en Acapulco y Coyuca de Benítez, incentivando la siembra de especies silvestres endémicas y el rescate de huertas de palmas de coco, papaya, limón, además de apoyo a pescadores damnificados.


“Este tema, sin duda, es vital no solo para estos municipios, sino para toda la humanidad; el sistema ecológico debe protegerse de cualquier daño y restablecerse en la medida de lo posible, porque el cambio climático es real y lo pudimos presenciar en el incremento tan desproporcionado de este huracán que en menos de 12 horas incrementó su intensidad. Los estragos ahí están y deben generarnos conciencia”, apuntó.

Comments


bottom of page