Diagnóstico de Supervivencia Cultural en Guerrero. 🎭🎨

2020 fue sin duda un año de retos y transiciones para el gremio cultural conformado por creadores y promotores culturales que de entrada viven en un limbo de posibilidades donde la incertidumbre es el recurso más abundante.

Entendemos que las agendas y convocatorias culturales institucionales fluyen de acuerdo a una planeación presupuestal que particularmente este año se vio tambaleada, cuestionada y reasignada hacia sectores de problemática social considerados más “prioritarios” (cuestión que dependió por entero de la Federación) sin embargo, sabemos que no solo en Guerrero, sino a lo largo y ancho del país el tema de la creación y desarrollo además del consumo cultural ha sido un tema de escozor que nos exige mayor análisis, formación y actualización con respecto a las posibilidades y propuestas actuales. Como gremio teatral de provincia, en contraste con la oferta de la capital del país así como su dinámica de producción alcanzada, es necesario promover no solo las agendas culturales, institucionales e independientes; sino también impulsar la difusión de los espacios escénicos, museos y galerías urbanas donde encuentran refugio y resonancia dichas propuestas. No es una estrategia nueva, pero sin duda; es posible desde la promoción cultural, encaminar una estrategia de acción donde, no solo se den a conocer los espacios culturales locales, sino también hablar de la herencia histórica y de identidad que cada espacio guarda consigo.


Hablar también de sus transformaciones, ubicaciones específicas, quien la habita o la ha habitado, porqué llegó a ser ese preciso lugar, un espacio cultural en fin, detalles más íntimos que nos permitan conocer con mayor profundidad sobre los espacios que estamos considerando como puntos de encuentro y desarrollo cultural y al mismo tiempo, iniciar y promover este lazo en el que el local o visitante asistente a dichos recintos genere una conexión, una posibilidad de reconocimiento en el espacio y, con lo que dicho espacio tiene para ofrecer. El desarrollo de la oferta cultural va de la mano con un entendimiento de la riqueza material e inmaterial de los espacios que se habitan y se modifican específicamente para que las y los creadores puedan generar una o un conjunto de expresiones y propuestas. Más allá de las artesanías, usos y costumbres que distinguen a nuestra localidad, ¿qué tan cotidiano y consciente es un habitante, de una localidad como Chilpancingo o Acapulco, del potencial cultural e histórico que tienen sus entornos? ¿Se saben y se asumen como elementos de acción en este proceso? No solo los creadores y promotores deben de ser conscientes de ellos, la realidad es que la población entera debe serlo porque es en ella donde resuena con inmediatez, todas las propuestas y ejercicios artísticos que se están generando en el presente, en un contexto específico, sea el más idóneo o no, con respecto a las posibilidades y facilidades a las que estemos familiarizados o no, los creadores. Lo dicho, todos somos parte de un engranaje.

884 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Hola Guerrero

  • Facebook
  • Twitter
  • Spotify
  • Instagram - Círculo Blanco

© 2023 de Hola Guerrero

Suscríbete a Hola Guerrero 

  • Instagram - Negro Círculo